1. Skip to Menu
  2. Skip to Content
  3. Skip to Footer

Ideario del Colegio

PRINCIPIOS FUNDAMENTALES

El Centro Educativo

1. El Colegio Los Arcos es un Centro Educativo privado inscrito en el Ministerio de Educación, Cultura y Deportes, cuyo objeto es prestar un servicio educativo en los niveles de Educación Básica y Media Diversificada y Profesional.

2. Para cumplir sus objetivos depende de dos Asociaciones Civiles sin fines de lucro, denominadas “Asesoramiento y Servicios Educativos A.C.” (AYSE) y “Promoción de Centros Educativos A.C.” (PROCENTROS).

3. AYSE es una asociación civil sin fines de lucro, fundada en 1969 por un grupo de profesionales de la educación. Su objeto principal es el de responsabilizarse de la tarea educativa: dirección, administración, y adiestramiento de profesores, programas de formación para padres y alumnos, etc. de los Centros Educativos que se le confían.

4. La misión de PROCENTROS es dotar a los Colegios de los instrumentos materiales que faciliten la creación y mantenimiento del ambiente y estilo adecuado, tanto en los aspectos materiales y estéticos, que hagan posible el clima educativo necesario para lograr los fines que AYSE se propone. En este sentido, desde la constitución de las asociaciones civiles que dieron origen a los Centros Educativos, entre PROCENTROS y AYSE se realiza un contrato en el cual PROCENTROS cede a perpetuidad el uso de los inmuebles de cada Centro Educativo, y se compromete a dotar al Centro de esos instrumentos materiales y a colaborar activamente en la promoción de nuevas familias y alumnos.

5. La misión del Colegio Los Arcos es formar a padres, profesores y alumnos mediante una educación integral, personalizada, enraizada en los valores cristianos y con proyectos educativos innovadores que apuntan a la Venezuela del futuro y que les preparen para aportar lo mejor de sus posibilidades al desarrollo de la sociedad siendo auténticos depositarios y transmisores de los valores espirituales cristianos.

Tipo de educación que se persigue

1. Es una educación para la vida. Esta vinculación de la educación con la vida se logra por medio de la asimilación práctica de las virtudes y enseñanzas impartidas, del trabajo y de la disposición para el deber social en beneficio de todos. Se trata de lograr una unidad de vida en la cual estén íntimamente ligados la fe y las obras, la oración, el trabajo y la preocupación por los demás. En síntesis, que el hecho de ser cristianos influya en todas las manifestaciones de la vida profesional, religiosa, familiar, social, etc.

2. Educación para vivir en la sociedad, formando para el servicio que de ellos espera la sociedad en los actuales momentos de confusión doctrinal y crisis de valores, por la cual pone especial énfasis en las virtudes humanas que faciliten la convivencia y en la consideración y respeto que corresponden a cada persona humana.

3. La disciplina que conduce a la autodisciplina por medio de la educación de la voluntad, es siempre exigida dentro de un clima de cordialidad y delicadeza. Se adquiere así el recto ejercicio de la libertad personal conjugada con la también personal responsabilidad.

4. Esta educación basada en el ejemplo positivo de padres de familia y profesores, compromete a todos a vivir de acuerdo al criterio espiritual y humano que proponemos como meta a nuestros alumnos, lo que exige una especial calidad y responsabilidad por parte de padres, profesores y alumnos, como elementos que intervienen en la tarea educativa que AYSE promueve.

5. Este trabajo se realiza mediante la colaboración de equipo a todo nivel:
• Padres de familia
• Directivos
• Tutores
• Profesores
• Alumnos

Y con una organización que posea el dinamismo requerido por la empresa educativa, con una organización clara y definida que sea a la vez ágil y funcional para aprovechar al máximo todos los recursos humanos y materiales.

6. El método se fundamenta en el trabajo de los alumnos para no perder o inutilizar ninguna potencialidad humana. Es el método de hacer hacer: estimulando, desarrollando la creatividad, la espontaneidad y la capacidad personal.

Este trabajo realizado en equipo de diferente dimensión y nivel, debe inspirar constantemente a todo el personal de las empresas educativas que promueve AYSE.

Relación Padres - Centro Educativo

1.- La educación integral que se quiere impartir en los Centros de AYSE sólo puede realizarse por acuerdo entre familia y Centro Educativo. Sin una constante y estrecha colaboración entre ellos no es posible lograr los objetivos educacionales que AYSE se propone.

2. Es evidente la importancia que tiene la perfecta integración de familia y Centro Educativo. El Centro nunca puede reemplazar la educación de la familia, por el contrario, la complementa. Con la ayudan mutua se logra la educación que buscamos.

3. Se realizan entrevistas periódicas de los padres con el profesor-tutor de cada alumno, como cauce ordinario de relación con el Centro.

4. Los padres asisten y participan activamente en todas las reuniones a las cuales son convocados.

5. Las relaciones entre Centro Educativo y Familia llevan a orientaciones en ambos sentidos, y a secundar siempre la actuación de la otra parte. Sin esta confianza se perjudicaría la solidez de la educación y se desorientaría al alumno.

6. Las eventuales deficiencias observadas en cualquier aspecto del funcionamiento del Centro Educativo se ponen en conocimiento del tutor correspondiente, del miembro del Consejo Directivo cuya función esté más ligada al asunto de que se trate, o del Director General: obrar de esta manera es proceder leal y eficazmente, pues los únicos problemas que no pueden resolverse son los que no se conocen.

7. El horario de clases es respetado fielmente por todos los alumnos. Si, excepcionalmente, alguno tuviera necesidad de ausentarse del Centro en cualquier momento o de salir antes de la hora señalada, sus padres deberán presentar una solicitud escrita ante el Director correspondiente según el caso. Se evita el concertar citas con médicos, odontólogos, etc., durante el horario oficial del Centro.

8. Los padres prestan atención especial a las eventuales amonestaciones que reciban los alumnos, ya que tales amonestaciones son hechas sólo en razón de irregularidades de cierta gravedad.

9. Periódicamente se evalúa el desenvolvimiento del alumno dentro de la vida del Centro y su integración al ambiente formativo que se pretende conseguir. Si en algún caso se viera que, después de un tiempo razonable, no se da esa integración a pesar de que tanto el cuerpo docente como la familia del alumno hayan aplicado los medios oportunos, el Consejo Directivo puede pedir a los padres el retiro del alumno.

10. Para evitar situaciones delicadas en las relaciones de los alumnos con sus profesores, no se hacen regalos personales a ningún miembro del personal docente, administrativo o directivo del Centro. Por esa misma razón, en ningún caso se les piden clases particulares a los profesores del Centro.

11. AYSE encarece también a los padres de los alumnos la puntualidad en la cancelación de las cuotas mensuales, en los cinco primeros días de cada mes.

12. El hecho de formalizar la inscripción supone que los padres y los alumnos aceptan todos los criterios aquí establecidos y se comprometen a colaborar activamente en su consecución y aplicación. En este sentido, firman la carta-constancia manifestando conocer y aceptar todo lo que aquí se ha expuesto.

Relación Alumnos - Centro Educativo

1. La educación realizada en y para la colectividad está a la vez basada en la consideración de las necesidades y características de cada alumno tanto en lo que se refiere a su personalidad como en la cuidadosa atención a las distintas etapas por las que atraviesa.

2. La educación impartida se centra en el alumno, potenciando al máximo todos los valores, afirmando y desarrollando su propia personalidad, para que obtenga un óptimo rendimiento de sus posibilidades personales. Es la síntesis coherente de las exigencias y el respeto; se respeta al máximo la personalidad del alumno y se le exige al máximo, con el fin de prepararlo para superar las etapas más difíciles de su vida de adulto. Sólo estará preparado para enfrentarse a los problemas vitales si, estando consciente de sus limitaciones, fallas, etc. está constantemente dispuesto a luchar para superar esas faltas propias y los obstáculos del ambiente en que viva.

3. Se exige a todos los alumnos un rendimiento satisfactorio en sus estudios y una actitud receptiva hacia la formación que se les brinda.

4. Los alumnos acuden al Centro y llevan con dignidad el uniforme completo como ha sido definido por el Consejo Directivo. Un corte de pelo y/o peinado adecuado forma parte del uniforme.

5. Parte importante de nuestro estilo educativo es el respeto y cuidado de la propiedad ajena y de los bienes públicos y privados. En el caso de los Centros de AYSE, que son de toda la Comunidad Educativa, la responsabilidad de su conservación incumbe a todos; los deterioros culpables, además de exigir reparación o restitución por parte del causante, se consideran faltas graves.

6. Periódicamente se evalúa el desenvolvimiento del alumno dentro de la vida del Centro y su integración al ambiente formativo que se pretende conseguir. Si en algún caso se viera que, después de un tiempo razonable, no se da esa integración a pesar de que tanto el cuerpo docente como la familia del alumno hayan aplicado los medios oportunos, el Consejo Directivo puede pedir a los padres el retiro del alumno.

7. Los alumnos no deben acudir al Centro Educativo en algún vehículo (automóvil, motocicleta, etc.) manejado por ellos mismos. Si, excepcionalmente, algún alumno estuviera en posesión de la licencia reglamentaria para manejar automóviles, y sus padres consideran oportuno que utilice uno, podrán solicitar autorización para ello del Consejo Directivo, que estudiará junto con la familia la conveniencia de conceder esa autorización.

Relación Profesores - Centro Educativo

1. La actitud que caracteriza a los equipos docentes de los Centros Educativos es la de apoyarse en lo positivo; descubrir los valores que encierra la vida, estimular los valores de cada alumno y ayudarles a configurar sus propios criterios intelectuales y a desarrollar un sano criticismo.

2. El conocimiento de cada alumno, y la orientación del tutor, permite señalar en cada momento los objetivos y metas que personalmente ha de conseguir, logrando así los fines generales de la educación que nos hemos impuesto.

3. Las eventuales deficiencias observadas en cualquier aspecto del funcionamiento del Centro Educativo se ponen en conocimiento del coordinador correspondiente, del miembro del Consejo Directivo cuya función esté más ligada al asunto de que se trate, o del Director General: obrar de esta manera es proceder leal y eficazmente, pues los únicos problemas que no pueden resolverse son los que no se conocen.

4. Cuando un profesor no comparte algún lineamiento o medida tomada por alguno de los directores o por el Consejo Directivo, debe exponer su punto de vista al o a los interesados, y evitar cualquier comentario frente a alumnos, padres o demás profesores.

5. El profesor no habla de sus asuntos personales, familiares, económicos, etc. a sus alumnos. Tampoco, de acuerdo a lo establecido en la ley de educación, debe dar opiniones políticas, ideológicas, etc. ni realizar ninguna actividad de naturaleza partidista.

6. El tutor tiene como parte de su cometido tratar, de manera individual con cada alumno, los temas relacionados con la moral, educación sexual, religión, etc.; por ello, el profesor, remite a los alumnos a sus tutores cuando salga alguno de estos temas en sus clases.

7. Para evitar situaciones delicadas en las relaciones de los profesores con sus alumnos, ningún miembro del personal docente, administrativo o directivo del Centro recibe regalos personales de los alumnos ni familias. Por esa misma razón, en ningún caso los profesores dan clases particulares a ningún alumno del Centro.

Relación Antiguos Alumnos - Centro Educativo

1. Es principio de los Centros de AYSE que la formación no termina nunca. Es también un hecho de la experiencia que necesitamos estar aprendiendo toda la vida. Por eso, los Centros de AYSE siempre estarán abiertos a los alumnos que estuvieron en sus aulas.

2. Los antiguos alumnos son un capital para los Colegios. Tienen mucho que aportar y están muy dispuestos a presentar esa ayuda. Por tal motivo en cada Centro de AYSE funciona la Asociación de Antiguos Alumnos

3. Son actividades propias de los antiguos alumnos:
• Participar de formación humana y espiritual.
• Atender actividades con los alumnos y padres actuales.
• Brindar soporte económico a los colegios, escuelas vespertinas, universidades, institutos de educación superior, etc.
• Brindar ayuda profesional y técnica en su área de especialización.
• Participar en foros, seminarios, conferencias, clases especiales, etc. para elevar el nivel académico de los colegios.

Todas estas actividades serán coordinas por la Asociación de Antiguos Alumnos en estrecha relación con el Consejo Directivo.

4. Por lo antes mencionado es muy valioso que los Antiguos Alumnos inscriban a sus hijos en los colegios de AYSE. El Consejo Directivo prestará toda la colaboración que esté de su parte para lograr esta continuidad.

Relación del Centro Educativo con el Entorno

1. Los Centros Educativos de AYSE son para el beneficio de la sociedad donde están insertos. De ahí que la relación con el entorno no sólo se dé en forma natural sino que se fomente. Esta relación se produce en diferentes niveles:
• Intercambios académicos, culturales y deportivos con otros colegios.
• Aportes educativos y materiales a barrios circundantes: reparto navideño, catequesis, etc.
• Visitas institucionales a empresas.
• Y otros que fomenten el crecimiento del Centro Educativo y su entorno.

Previous Next
Información Académica
Información Académica
Orientación
Orientación
Club Deportivo
Club Deportivo
Asociaciones
Asociaciones